Por: Matthias Kop 

 

Las fotos fueron tomadas a finales de junio de este año en los resguardos de Ríoblanco, pueblo Yanacona, en el Cauca, durante el Decimoquinto Congreso del Consjeo Regional Indígena CRIC. En la zona se congregaron alrededor de 14.000  personas; mujeres, niños, ancianos, comuneros. 

Nunca había visto algo así. Una asamblea de 14.000 personas en una zona rural y en un pueblo que no tiene más de mil habitantes y donde no hay infraestructura. Los indígenas desarrollaron una organización totalmente funcional, llegaron en chivas, se alojaron en carpas, usaron los baños del pueblo, comieron en cocinas comunes y se fueron sin problemas. Es extraordinario que una comunidad tan grande hable de política, que discuta la situación del país y su región. Un ejercicio de democracia como este es algo muy especial en cualquier contexto y, sobretodo, en este país y en esta coyuntura. 

Las fotos fueron tomadas al margen del evento para capturar la vida en el lugar y un sentimiento del pasaje de las personas de esta región. Lo político, lo cultural y lo organizativo forman un tejido.